… y (una vez más) Michelle no defraudó.

Estoy segura de que ayer muchos de nosotros teníamos puestos los ojos en Washington, donde se celebraba la toma de posesión del Presidente Barack Obama. Fue sin duda una ceremonia multitudinaria en la que al lado del protagonista de la celebración también brilló (y mucho) una radiante Michelle Obama.  Y es que la primera dama de Estados Unidos deslumbró a todos los asistentes con un increíble vestido rojo del diseñador Jason Wu que eligió para el baile de investidura de su marido.

Fue una apuesta arriesgada, sí, pero acertó. El vestido rojo rubí de terciopelo y chiffon tenía tirantes cruzados en el escote y llevaba la espalda al descubierto. Para no recargar demasiado el look, Michelle lo combinó con unos zapatos de Jimmy Choo y un anillo de diamantes de Kimberly McDonald.

No es la primera vez que Michelle Obama confía en el diseñador Jason Wu, ya que no hay que olvidar que para el baile inaugural de  la toma de posesión del pasado 2009, la primera dama de Estados Unidos también eligió un diseño de la misma firma. En aquella ocasión se trataba de un vestido blanco roto de un solo tirante, un tanto drapeado en el pecho con falda muy vaporosa y algo de cola.

Y como no podía ser de otra forma, no puedo terminar el post sin antes mencionar ese momento en el que la pareja bailó el tema Let’s Stay Together the Al Green ¡Sencillamente genial!

Deja tu comentario

  • (will not be published)