Trabajando sin perder el ritmo

mar Flores5

Las sesiones de fotos suelen ser días enteros de trabajo muy intensos, o incluso varios días para una sola sesión. Son muchas horas entre cambios de looks, búsqueda de escenarios, iluminación, repaso a las fotos, etc. Así que durante estas jornadas procuro no bajar la guardia con el cuidado del cuerpo y no abandonar la rutina de ejercicios para seguir cuidando mi musculatura. Así que durante los pocos ratos libres que tengo entre sesión y sesión aprovecho para seguir entrenando.

Mar Flores

Por eso en mi maleta cuando voy a hacer un trabajo de este tipo no falta la ropa deportiva para estos ratitos en los que no quiero perder la rutina. En estas fotos estoy con una equipación de Born Living Yoga que resulta muy cómoda para todo tipo de ejercicios, y cuando además los practicas en un sitio tan espectacular como el hotel Mamounia de Marrakachet se convierte en un momento muy placentero.

Mar Flores2

También es muy importante el trabajo previo a estos shootings, sobre todo para la temporada de primavera/verano en la que mostramos más partes de nuestro cuerpo. Por eso, desde el inicio de mi carrera tengo una serie de “trucos” para este tipo de sesiones, como por ejemplo, la noche antes hago una cena rica en protenías, y 12 horas antes de empezar dejo de beber líquidos para que la piel se pegue al músculo y tener un aspecto más tonificado.

Mar Flores3

Pero además de tener el cuerpo preparado, por supuesto, también hay que preparar la mente cuando nos enfrentamos a un trabajo importante que nos pueda generar más estrés del normal. Ya sabéis que soy una gran defensora de la meditación en todas sus disciplinas, y es que a mi me ha servido de mucho en diferentes momentos de mi vida, y en el ámbito profesional me viene muy bien para gestionar esos momentos de agobio.

Mar Flores4

Y es que realizar meditación regularmente mejora la capacidad de concentración, la memoria y la gestión del estrés. Además no se necesita disponer de mucho tiempo para poner en práctica una meditación que nos resulte útil, con 10 o 15 minutos, que pueden ser antes o después del trabajo, es suficiente para sentir sus beneficios.

Ya sabéis, “mens sana, in corpore sano”

Un beso,

MAR

Deja tu comentario

  • (will not be published)