Bienvenida “Vuelta al cole”

ac1295fa-c7a1-4eda-9a00-7bd76890b922

¿Qué tal? ¿Cómo va vuestra vuelta al cole? ¿Muy dura? La verdad que mi familia y yo no nos podemos quejar del verano que hemos tenido y a pesar de que mis hijos se lo han pasado en grande, jugando y divirtiéndose a todas horas, el otro día me reconocieron que estaban deseando volver para ver a sus amiguitos y empezar de nuevo con la rutina. ¡Veremos si están así dentro de un mes o se quieren volver a ir!

Este verano ha sido muy familiar, he realizado muchas actividades con mis niños y no hemos parado de reír y pasar tiempo juntos. Un tiempo que en invierno es más difícil tener, ya que la rutina y el día a día hace que no podamos disfrutar de las pequeñas cosas.

En cuanto al primer día de cole fue, como siempre, muy triste…no se si os pasa pero cuando los dejo en la puerta del colegio cada nuevo curso, me invade un sentimiento de nostalgia pensando en lo rápido que pasan los años y en lo mayores que se están haciendo casi sin darnos cuenta…¡el tiempo vuela!

Quiero compartir con vosotros el dibujo que hicieron en su primer día de cole y que me encantó. ¡Ya lo tenemos colgado en el frigorífico de casa y seguro que nos acompaña una larga temporada! :)

f333c571-1dd9-4fee-b5ff-4a5fecbf9cdf
Además, teniendo en cuenta que son hijos de padres separados me llena de gran orgullo ver este dibujo, ya que significa que los adultos, en este caso su padre y yo, lo estamos haciendo bien y nos ven siempre como una gran familia unida. Han pintado incluso a nuestro perro Pelusa, porque es un miembro más y nos da muchas alegrías.

¡Contadme como están siendo vuestros primeros días! Los niños tienen una capacidad de adaptación asombrosa por lo que enseguida se habrán hecho al nuevo curso.

Un beso, MAR

Comments

Última parada italiana

Mar Flores2

Antes de regresar a Madrid y retomar el día a día y los nuevos proyectos para el nuevo curso, no podía volver sin hacer una última parada en la bellísima localidad de Positano, situada al sur de Italia, en la famosa cosa Amalfitana.

Es un destino que ya ha enamorado a miles de personas, y al que me gusta volver siempre que puedo a pasar unos días de relax. Hay que tener en cuenta que debido a su ubicación en un acantilado, la mayoría de sus calles son bastante empinadas y estrechas, pero este también es parte de su encanto. Además, en todas ellas podrás descubrir todo tipo de pequeñas boutiques y cafeterías con un alma especial, yo siempre conozco alguna nueva cada vez que voy.

Mar FLores3

En esta pequeña ciudad puedes encontrar lugares únicos donde pasar tu estancia, como el maravilloso hotel San Pietro, lleno de rincones con encanto que te harán creer que estás en un cuento, además podréis admirar las mejores vistas de la ciudad desde su ubicación. Otro de los más famosos es la Sirenuse, que es perfecto para tomar un cocktail o cenar en su preciosa terraza, ¡un auténtico regalo para los sentidos! Y mi última recomendación es el Tre Ville, si tenéis la suerte de poder hospedaros allí, os aseguro que no lo olvidaréis.

Mar Flores5

Para disfrutar de su gastronomía a mi me encanta el restaurante Mediterráneo, la comida es deliciosa y además amenizan la velada con música en directo. Y para después, el sitio más de moda es el Franco`s Bar, tomarse una copa allí es sentirse realmente de vacaciones :).

Mar Flores4

Y, por supuesto, hay que disfrutar también de sus playas, llenas de guijarros, pero forman una postal de verano perfecta, tienen el auténtico espíritu del verano italiano que todos nos imaginamos cuando pensamos en los días de calor en esta maravillosa costa.

mar Flores

Para uno de los días que pasé en Positano, como podéis ver en las fotos, elegí un vestido vintage de Valentino en el clásico rojo de la firma combinado con unas sandalias hechas a mano que compré en Capri en la famosa zapatería Emmanuela Carusso.

¿Vosotros ya habéis regresado de las vacaciones? Espero que estéis teniendo una agradable vuelta a la rutina, ya sabéis, ¡hay que volver con energía!

Un beso,

MAR

Caprichos saludables, ¡por fin!

Mar Flores3

Vivimos en un mundo en el que la búsqueda de la felicidad se ha convertido en el objetivo de casi todo lo que hacemos. No es algo criticable, pero sí debe ser algo que hagamos de forma sana, respetando a los demás y a nosotros mismos, y que nunca debe convertirse en una obsesión, ya que solo ese hecho nos convertirá precisamente en personas infelices.

Sentirnos bien, plenos y felices no siempre radica en los grandes aspectos de nuestra vida, el típico salud, dinero y amor, las pequeñas cosas que nos ofrece la vida son auténticos proveedores de felicidad, una más simple, pocas veces apreciada, pero muy valiosa. Desde esos ratos en soledad leyendo un buen libro, a un paseo con nuestros hijos, una copa de vino en buena compañía, etc. Debemos saber vivir también con intensidad esos momentos.

Mar Flores2

Y, por supuesto, en esa lista de cosas que nos hacen felices, está la comida. Aunque siempre lo mejor es la compañía, disfrutar de la gastronomía también se ha vuelto tendencia en los últimos años, aunque algunos ya lo sepamos de hace tiempo . Y es que deleitarse con nuevas recetas, o las más tradicionales, es uno de los mayores placeres que podemos tener. Aunque tenemos que tener en cuenta siempre que hay que llevar una dieta equilibrada y sana, porque estar sanos también nos hace ser felices, y ya sabéis, somos lo que comemos.

Mar Flores

Así que en nuestra dieta no pueden faltar las verduras y hortalizas, frutas, legumbres, etc. Que aunque algunas tengan mala fama os aseguro que hay recetas con estos productos de chuparse los dedos y para nada tienen que ser aburridas. Pero no voy a negar que a todo el mundo le apetece un capricho de vez en cuando, que también eso es felicidad jeje. Yo por supuesto tampoco me escapo de esos momentos de desear algo dulce, y la verdad que a partir de ahora no me sentiré nada culpable de sucumbir a esta tentación, porque he descubierto un Yummeat, que nos ofrecen golosinas deliciosas con un 0% de azúcares y grasas, así que son perfectas para matar ese gusanillo sabiendo que no nos estamos saltando la dieta.

Desde luego necesitamos más soluciones de este tipo y seguir siendo felices con nuestro cuerpo, sea como sea, con nuestra vida, y, también, con lo que comemos.

Un beso,

MAR

Amigas y Capri: combinación perfecta

Mar Flroes3

Una boda es una ocasión perfecta para reencontrarte con amigos que no ves en el día a día, y después de la última, mis amigas y yo aprovechamos para seguir celebrando este reencuentro en la increíble isla de Capri. Sin duda, uno de los destinos perfectos para unos días de verano, ya que todo allí parece sacado de una película, y todo está hecho para disfrutar y desconectar.

Mar Flores2

Una de las primeras cosas que quisimos hacer es realizar una visita a la maravillosa Gruta Azul, os aseguro que pensaba que era imposible encontrar ese color en la naturaleza, es una vista increíble de la que nunca te olvidarás. Para reponer fuerzas decidimos comer en el restaurante Il Risccio una deliciosa pasta con langosta, y también probamos la ensalada de pulpo, ¡un auténtico manjar! Aunque la mayor sorpresa vino con el postre, ¡tienen una habitación entera con todo tipo de recetas! No había visto nada así en mi vida.

Mar Flores4

Y también tuvimos nuestra ración de dulce por la noche, ya que  no podíamos dejar de probar los helados en la famosa heladería Bueno Cuore, donde elegí el sabor fantasía di Capri, que sin duda es un sabor tan difícil de describir como de olvidar. Y para terminar el día, nada mejor que saborear el típico cóctel Bellini en la terraza del hotel Quisisiana mientras nos ponemos al día de nuestras vidas. Estos momentos con amigas son únicos y yo los valoro enormemente, ¡son auténtica medicina para el alma!

Mar Flores

También sacamos tiempo para un tiempo de shopping, y nos hicimos con un artículo estrella que será siempre un recuerdo maravilloso de este viaje, unas sandalias a medida en Fiore preciosas y únicas.

Y vosotros, ¿cómo estáis disfrutando vuestro verano?

Un beso,

MAR

Una gran experiencia entre amigos

Mar Flores

El verano es la época de los grandes planes, a veces los creas tú misma, y otras solo tienes que aprovechas las oportunidades que surgen gracias a amigos o familiares. Este último caso fue el mío hace unas semanas, gracias al cual hice un viaje a la Costa Azul donde acudí con mis hijos junto a un montón de amigos para celebrar varias ocasiones especiales.

Nuestro gran viaje empezó en Ibiza, desde donde salimos con destino a Cannes. En esta ciudad disfrutamos de una gran celebración entre amigos, y al día siguiente cogimos un helicóptero con destino a la bellísima Saint Tropez. Allí nos alojamos en el encantador hotel Pan Deï, un sitio con un ambiente muy familiar en el que tanto los niños como yo nos sentimos como en casa.

 

Mar Flores3

Seguimos con los días de ensueño pasando un día visitando las maravillosas playas de la zona y una comida super especial en Le Club55. Y ya el penúltimo día, nuestra pareja de anfitriones nos invitó a varias familias de amigos a pasar la jornada en un barco que habían alquilado para la ocasión. Este fue otro de los momentos más especiales del viaje, en el que todos disfrutamos muchísimos de este día en alta mar. Y como no podía ser de otra forma el barco se llamaba “Soy Amor”, ¡no podía ser más adecuado!

Mar Flores2

Tras estos increíbles días nos tocó volver a casa con las pilas cargadas y miles de grandes recuerdos almacenados de por vida. Así que ya estoy de vuelta a mi huerta, a mis clases de yoga, a la rutina y la vida en familia, y aprovechando los días que nos quedan juntos recogiendo huevos de nuestras gallinas y las verduras de la huerta en nuestro día a día en Ibiza, ¡actividades que nos llenan el día!

Mar Flores4

Y aquí he tenido la ocasión de explicar a mis hijos que cuando la vida te ofrece estas oportunidades hay que aprovecharlas, disfrutarlas, y sobre todo, agradecerlas. Pero siempre vivirlas con inteligencia, y sabiendo que lo más importante de los amigos no es lo que tienen, ya que lo material es efímero, si no lo que nos aporta como personas contar con gente tan buena en nuestras vidas, al igual que con la familia. Por eso debemos ser siempre conscientes de lo afortunados que somos de tener amigas y amigos tan generosos y que “son amor” del más puro.

Visitar Saint Tropez con niños

 

IMG_1423Uno de mis lemas cada verano es que las vacaciones son para disfrutar en cualquier lugar y compañía. Así que seguimos recorriendo algunos de mis sitios preferidos durante estos meses. Casi todos los años paso unos días en Saint Tropez, una joya del turismo en la Costa Azul, que no ha perdido ni un ápice de sus encantos. Es una localidad que me sigue haciendo soñar y a la que me encanta volar. En esta ocasión estuve con mis niños y lo pasamos en grande.

Mis peques disfrutaron como locos con los paseos por este maravilloso pueblo, lugares donde los niños encuentran su dulce preferido y si no, mirad la variedad de golosinas que muestro en las imágenes.

IMG_1438

También se montaron en la noria y practicaron la pesca libre, que por cierto se les da muy bien. Seguro que estas imágenes os trasladan a vuestra niñez.

IMG_1409

Además una de mis atracciones preferidas ha sido siempre el tiovivo, pero los tiovivos antiguos, los que tienen la típica música que sale en las películas.

IMG_1429

Como es una zona que me la conozco muy bien, si este verano viajáis a Saint Tropez os recomiendo visitar el Hotel Sube, ubicado en el puerto donde podréis contemplar el precioso amanecer, desayunar en el conocido restaurante Senequier, frente al mar y viendo los lujosos barcos que se atracan en el puerto o bien tomar un delicioso té a media tarde en el café de París.

Además, Saint Tropez ofrece la oportunidad de practicar numerosos deportes como vela, natación, polo, submarinismo…¡A mi me encanta realizar deportes acuáticos! Si tenéis la oportunidad, empaparos de los encantos de esta maravillosa ciudad.

Por cierto, para un paseo por Saint Tropez aposté por un vestido strapless largo en color celeste de estampado floreado y con volantes que acompañé con sandalias planas.

¡Contadme vuestros planes para este verano!

Un beso, MAR