Lugares mágicos para recargar el alma

Mar Flores

Este fin de semana hemos tenido la suerte de disfrutar del puente de San Isidro. Y aunque Madrid se pone precioso estos días, a veces apetece aprovechar estos días para escapar un poco del bullicio de la gran ciudad a lugares más tranquilos donde desconectar del día a día y cargar las pilas.

En esta ocasión, aunque solo contaba con tres días escasos, decidí pasar dos noches en Palma de Mallorca, en uno de mis hoteles favoritos, el Formentor. Ya había estado alojada en este magnífico hotel varias veces, y muchos veranos he pasado varios días en un barco fondeado frente a su maravillosa playa. Es de esos lugares que por muchas veces que vayas siempre descubres algo nuevo, y el mar siempre tiene un color diferente, como dándote la bienvenida una y otra vez.

Si estáis buscando opciones para este verano, esta es una de esas que es un acierto seguro. Donde siempre encontrarás ese rincón perfecto para disfrutar de un libro, yo este fin de semana he aprovechado para terminar la novela de Maxim Huerta, “Firmamento”, que además está ambientada en este hotel a través de los cuales descubres la historia de sus personajes Ana y Mario. Os aseguro que os enganchará desde la primera página.

Mar Flores2

Y es que este hotel tiene mucha historia, ha recibido personalidades como Winston Churchill, al que el hotel le dedica la habitación 222 en la que se alojó, Aprovechó su estancia para pintar hermosas acuarelas. Charles Chaplin, Audrey Hepburn, Camilo José Cela o Mario Vargas Llosa también han sido ilustres invitados de este hotel, en el que disfrutaron su luna de miel Rainiero de Mónaco y Grace Kelly. Una suite lleva el nombre de ella.

Y es que para poder acabar algo todo tiene que estar en su lugar. ¡Y qué mejor lugar que Formentor y su habitación 113! Porque no hay nada más satisfactorio que encontrar un lugar que te hace sentir esa sensación de pertenencia, de que estás en casa si estarlo, donde puedas ser tú misma y disfrutar de cada instante sin prisa, saboreando cada momento y llenarte de esa felicidad que te reinicia para poder seguir con el día a día en el que no siempre podemos sentirnos así.

Y vosotros, ¿ya habéis descubierto ese sitio especial?

Un beso,

MAR

Deja tu comentario

  • (will not be published)