El mejor regalo es…

Mar flores

¿Qué tal va la resaca navideña? En esta semana en la que todo vuelve al normalidad es bueno hacer balance, tanto de todo lo bueno vivido, como de lo que nos queda por vivir en este año recién estrenado. Para todos han sido días de grandes emociones, y siempre acaba con el Día de Reyes, que es el día por excelencia de los más pequeños de la casa. Y ellos también deben hacer ese balance.

Seguro que ahora mismo en muchas de vuestras casas hay un millón de juguetes nuevos, entre los que traen los Reyes en su casa, los que dejan en casa de los tíos, los abuelos, los amigos… muchas veces somos los mismos padres los que pensamos que todo esto es un exceso, y nos damos cuento que los propios niños no saben digerir bien tantos regalos a la vez. Los expertos han denominado esto como el “Síndrome del Niño Hiperregalado”, y puede llegar a provocar en los niños comportamientos caprichosos o egoístas.

present-2891874_960_720

Recientemente he leído una información muy interesante sobre esto de los pedadogos de la editorial Rubio ofreciendo consejos para paliar esta situación y que tanto padres como niños sean más felices. Para empezar limitan la cantidad ideal de juguetes por niño a entre cuatro y cinco, ¿a que parece poco? Pues  no lo es. Aunque lo ideal es intentar controlar los regalos que van a recibir en estas fiestas, muchas veces no es posible, así que nos da unos sabios consejos para no caer en un exceso de regalos.

Todos sabemos que cuando llegan nuevos juguetes a casa los antiguos pasan a segundo plano, así que ¿ por qué no donarlos? Además es un buen momento para concienciar a nuestros hijos que es necesario ayudar a aquellos niños que tienen unas condiciones de vida peores que ellos y que ellos pueden conseguir que tengan una Navidad más feliz con esos juguetes que ya no usan.

También podemos intentar alargar esa ilusión de estrenar juguetes durante más tiempo. Es decir, una vez han visto todo podemos decirle que elijan unos pocos para jugar desde ese día y guardar los demás. Pasados unos meses le damos los que han guardado y así volverán a tener esa emoción de estrenar nuevos jueguetes.

gift-1760869_960_720

Otra forma de “racionar” la cantidad de regalos que llegan en estas fechas, es adelantarnos y antes de que los vean todos, guardar algunos para ir dándoselos poco a poco en las siguientes fechas señaladas. Así evitaremos que esa saturación y apreciarán más cada juguete nuevo que vayan recibiendo a lo largo del año.

Y es que todos hemos visto como los niños tras abrir todos los regalo acaban jugando con lo más sencillo, ¡incluso con las cajas! Y sobre todo, lo que más felices hará a nuestros hijos es que juguemos con ellos con esas nuevas adquisiciones, sean las que sean y en la cantidad que sea.

Un beso,

MAR

Deja tu comentario

  • (will not be published)