Comer bien en verano es posible

Mar Flores2

En verano solemos romper con la rutina, de ahí que nos guste tanto esta época, por lo menos todo lo que nuestro trabajo nos permita, y esto significa también romper un poco con los hábitos alimenticios. Y es que con los viajes, los horarios alterados, o simplemente, porque aunque estemos trabajando nos gusta no comer lo de siempre, los momentos de la comida se nos revolucionan un poco.

Para aquellos que quieran innovar estos meses, tengáis niños o no, hay diferentes opciones para dar un toque veraniego a cada comida. Yo soy muy fan de las variaciones del típico gazpacho veraniego, ya que aunque en su versión clásica es perfecto, se pueden incluir ingredientes nuevos que ofrecen nuevos e interesantes sabores, como los gazpachos de remolacha, cereza, zanahoria u otro tipo de frutas, estoy segura que os enganchará y querréis probaros todos, como me pasó a mi.

Mar Flores3

Y para los más golosos que disfrutan de la estrella gastronómica del verano, el helado, también hay opciones innovadoras que harán las delicias de los amantes de este maravilloso producto. Os recomiendo probar la marca Iced Things, que realiza helados con ingredientes naturales y congelado al instante con nitrógeno líquido, ya se dulce o salado. Si os apetece un capricho de este estilo hay que ser previsores porque no tienen tienda física y sus pedidos son por encargo siguiendo nuestros gustos, pero os aseguro que merece la pena.

Mar Flores

Por supuesto los niños también quieren sus “libertades” gastronómicas en verano, y para esos padres que no quieren negárselos pero tampoco renunciar a la alimentación sana, entre los que me incluyo, ha llegado la marca Yummeat. La solución perfecta porque sus golosinas son totalmente 0%, sin azúcar ni grasas, por lo que tampoco producen caries, y por supuesto, también son perfecta para los mayores.

Mar Flores4

Pero lo más importante para que los niños tengan también esa conciencia de que comer sano es importante, debemos incluirlos en los procesos del cocinado, de la compra, etc. Nosotros nos lo pasamos genial en casa preparando la comida entre todos, dándoles simples tareas, como cortar verduras o queso, los haces partícipes de ese momento tan importante. Y es que cocinar también puede ser un juego, en nuestra casa empieza ya por el momento de la recogida de vegetales en nuestra huerta, y os aseguro que les encanta.

Un beso,

MAR

Deja tu comentario

  • (will not be published)